SANTO ENCUENTRO

La procesión del Encuentro o de la calle de la Amargura es la más antigua de las procesiones de la Semana Santa cartagenera, y sin duda, la que cuenta con un sabor más popular. La Virgen Dolorosa, guiada por San Juan, sale de madrugada desde la iglesia de Santa María de Gracia al encuentro del Nazareno que, desde la orilla del mar, en la Pescadería, se encamina a la Plaza de la Merced, acompañado por los sones del tradicional perico pelao del tercio de soldados romanos.

 

Mientras el Cristo de Medinaceli desde el Campus Universitario de la Muralla del Mar, y la Mujer Verónica desde Santa María, recorren las calles del casco antiguo. Las cuatro procesiones confluyen en la Plaza del Lago, donde se escenifica el “Encuentro” y entre el bullicio de la multitud, los distintos tronos se van fundiendo en una sola procesión que se recogerá en las primeras horas de la mañana

Jose Fº López Martínez

Un poco de historia...

En 1663, el Obispo de Cartagena, Juan Bravo encomendó a la Cofradía de Jesús Nazareno sacar las procesiones de Viernes Santo, durante casi un siglo tan sólo procesionaron dos tronos en la madrugada, los de Jesús Nazareno y la Santísima Virgen de la Soledad. En este período inicial se dio comienzo al acto más caraterístico de la procesión: el Encuentro entre las imágenes de Jesús Nazareno y su Madre, la Virgen de la Soledad, que le sale al encuentro tal y como recoge la cuarta estación del Vía Crucis. El encuentro entre ambas imágenes se realizaba en la plaza Mayor o del Ayuntamiento.

 

En torno a 1750 se incorpora la imagen de San Juan Evangelista, en este caso obra de Salzillo, posteriormente en 1761 la cofradía traslada el acto del Encuentro de la Plaza Mayor a la de la Merced o “el Lago” donde se sigue realizando en la actualidad. En el año 1773 se incorporó a la procesión el trono de la Verónica, con lo que pasaron a ser cuatro los protagonistas de la escenificación del Encuentro en el centro de la plaza de la Merced, acompañados de judíos y granaderos.

 

A finales del siglo XIX la imagen de la Virgen de la Soledad fue cambiada por la Virgen Dolorosa, igualmente en esta época empezó a procesionar de forma intermitente el grupo de la Caída realizado por el artista local Juan Miguel Cervantes que no llegó a consolidarse en la procesión.

 

En 1943 se estrenaría la talla de la Santísima Virgen Dolorosa, obra de José Sánchez Lozano. Ese mismo año porcesionaría el San Juan de José Capuz. En 1948 la Verónica vuelve a la procesión, en este caso formando parte de un grupo realizado por Federico Coullaut-Valera. En el año 1966 se sustituye la imagen de la Dolorosa de Sánchez Lozano por otra atribuída a Salzillo.

 

En 1973 se crea una nueva agrupación, la de los Estudiantes, y la imagen de Jesús de Medinaceli se incorpora a la procesión de la Madrugada. En 1982 se incorpora el grupo de la Primera Caída de Antonio García Mengual, sustituído en 1998 por el grupo realizado por Suso de Marcos. En 1982 la imagen de Jesús Nazareno sale desde la Lonja de la Pescadería de Santa Lucía, recordando así los vínculos que históricamente se atribuye a la cofradía con el gremio de pescadores. Ese mismo año se incorpora también el grupo del Expolio que en 1984 pasaría a la procesión del Santo Entierro. Su lugar lo ocupa el mismo año la Condena de Jesús, última incorporación de la procesión que refleja las primeras estaciones del Vía Crucis recorridas por Cristo en la calle de la Amargura.

Todos los derechos sobre los contenidos de las colaboraciones (textos, fotografías, vídeos, etc...) pertenecen a sus respectivos autores, queda terminamente prohibido el uso por terceros sin la autorización de los mismos.