En al año 1928 Don Juan Antonio Gómez Quiles encarga a Don José Capuz Mamano la realización de un grupo escultórico compuesto por seis figuras de tamaño natural: “Se esperaba una máquina colosal, con una gigantesca cruz con escaleras que se balanceasen en el aire y figuras trepando por ellas. Sin embargo, nada más lejano de las intenciones de Capuz; en vez de esa teatral máquina, vino el recogimiento, la emoción contenida y la forma cerrada y compacta”.

 

El profesor Elías Hernández nos cuenta en ese extracto de “El Viernes Santo de José Capuz” la decepción que pudo sentir el pueblo de Cartagena al contemplar por primera vez el grupo escultórico. Afortunadamente, aunque según se dice hubo quien propuso no sacarlo en procesión, el grupo fue aceptado rapidamente con la obra maestra que es, seguramente a esto ayudó la fama y buenas críticas que obtuvo en Madrid y el ser portada del diario nacional ABC el Jueves Santo de 1930.

 

El Hermano Mayor pagó las 65.000 pesetas que costaba el grupo escultórico para a continuación en escritura pública de fecha 14 de abril ante el que fue notario de esta ciudad, Don Juan Girónes y Gisbert, donarlo a la Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno.

 

Hoy en día nadie duda de la calidad del Descendimiento llegando a ponerlo a la cabeza de la escultura religiosa española del Siglo XX y siendo según el propio Capuz, que según comentaba D. José Faura intentó recuperarlo, su obra maestra.

 

Después de procesionar unos años por la madrugada al magnífico grupo de “La Verónica” de Federico Coullaut-Valera, la agrupación decidió volver a procesionar en el Encuentro y en este caso con el paso de “La Primera Caída”, se hizo el encargo de un Cristo y dos soldados romanos a D. Antonio García Mengual, los dos soldados jamás llegaron a salir y el Cristo procesionó por primera vez en 1980 acompañado posteriormente de dos sayones para volver a procesionar solo de nuevo en 1989, pero ese grupo no era digno de la agrupación que tenía como titular la mejor obra de la Semana Santa de Cartagena y por eso se encargó un nuevo paso en 1995.

 

Para sustituir las imágenes de García Mengual después de barajar distintas opciones se optó por el escultor Jesús López García (Suso de Marcos), un escultor con amplia e interesante obra profana y una gran formación academica. Fue el mismo escultor quien decidió el número de imágenes que conformarían el grupo; un Cristo caído, un sayón y un soldado romano. En la madrugada del Viernes Santo de 1998 el nuevo grupo de “La Primera Caída” procesionó por primera vez por las calles de Cartagena.

Todos los derechos sobre los contenidos de las colaboraciones (textos, fotografías, vídeos, etc...) pertenecen a sus respectivos autores, queda terminamente prohibido el uso por terceros sin la autorización de los mismos.

EL PASO DEL DESCENDIMIENTO

DE JOSÉ CAPUZ

EL DESCENDIMIENTO DE CAPUZ PARADIGMA DE LA ESCULTURA RELIGIOSA 75 AÑOS DESPUÉS

EL DESCENDIMIENTO MARRAJO

EL ARTISTA Y SU MECENAS

EL ESCULTOR JOSÉ CAPUZ

BIOGRAFÍA

SUSO DE MARCOS Y EL PASO

DE LA PRIMERA CAÍDA

Estos dos grupos escultóricos se complementan con sus respectivos tronos, en el caso del Descendimiento una importante obra de estilo barroco realizado por el artista cartagenero Aladino Ferrer y varias veces ampliado y reformado y en caso de La Primera Caída un trono que ahora mismo no cumple con las exigencias artísticas y debe ser reformado para estar a la altura del grupo escultórico que lleva encima.

 

Manuel Maturana Cremades